martes, 8 de septiembre de 2009

[Relato] - Pesadillas - El observador invisible...

No se si a alguien mas le habrá pasado... No se hasta que punto fue real y hasta que punto fue una mera pesadilla... Lo único que puedo decirles es que nunca antes tuve tanto miedo como cuando me sucedio esto...

Recuerdo desde pequeño que yo nunca pude dormir la siesta, si alguien me preguntaba ¿por que?, yo simplemente contestaba que no podía, que me molestaba, y nunca me senté a pensar seriamente si siquiera lo había intentado alguna vez... Tengo una mala memoria, muy mala a decir verdad, lo suficiente como para olvidar casi, y remarco casi, cualquier hecho sucedido en mi vida...

Fue una mañana que yo volvía de un largo viaje con amigos a la provincia de Santa Fe, el viaje muy agotador, sumado a los juegos y las corridas con mis amigos la noche anterior, hicieron que llegue a mi casa muy casando. En esa época vivía con mi padre, me recibió, deje mis cosas, y em fui derecho a dormir, eran mas o menos las 14 Hs, me costaba mucho conciliar el sueño, y se me venían a la mente esas frases que yo mismo siempre pronuncie de que me cuesta mucho dormir la siesta...

Seguía con los ojos abiertos, hasta que unos minutos mas tarde tengo la fría sensación de que hay alguien mas en la habitación, los latidos del corazón se empiezan a acelerar, los miedos empiezan a jugar con mi mente, me quiero levantar de la cama, y noto que no puedo moverme... La desesperación empieza a sumergirme en un estado de catarsis, quería llorar y no podía, quería mirar y mis ojos no podía dejar de ver al frente... Estaba totalmente paralizado en la posición en la que me había acostado en la cama, de lado mirando hacia la habitación... Trate de convencerme de en realidad no había nadie, hasta que la presencia se hizo demasiado presente, y casi que podría afirmar que había alguien al lado mio, pero no podía girar mis ojos para verlo... Fue tanta la desesperación, que en mi mente comencé a gritar, y me di cuenta de que mis gritos estaban tan acallados como mi parálisis física... Tan solo onomatopeyas de gritos podía escuchar salir de mis labios, por mas que lo intentara, por mas fuerza que haga, retorcía todos y cada uno de mis músculos intentado ver a mi observador, hasta que de pronto mis labios se liberan, mi cuerpo se desenreda, y mientras me paraba de un susto gritaba a mi padre...



Mi padre al escuchar mis gritos de desesperación corrió hacia mi habitación, donde le dije que no había pasado nada, que me asuste por una tontería y se fue... Me recosté a meditar sobre lo sucedido hasta quedarme tímidamente dormido para ya poder descansar en paz...

Eso fue a mediados del 2003, pasaron los años y solo le había comentado lo sucedido a un par de amigos que me contaron de algunas pesadillas parecidas, pero ninguna tan real como la mía... Desde ese día, nunca mas volví a dormir la siesta...

Hasta que un par de años después... La vida me encontraba dividiendo mi tiempo entre el trabajo y mis amigos, lamentablemente mi trabajo me obligaba a dormir muy poco los viernes a la noche, y trabajar los sábados a la mañana, era solo cuestión de tiempo hasta que decidí no dormir el viernes a la noche para salir, y dormir el sábado a la tarde al regresar de trabajar, claro, esto fue 5 años después de aquella horrible tarde del 2003, por lo que llego ese momento, y ese sábado paso lo que mas me temía, pero no recordaba...

Muy cansado, me recosté de costado mirando hacia la habitación, era verano y hacia mucho calor, pero la luz del sol no me permitía dormir, por lo cual decidí taparme hasta la cabeza con una fina sabana...

Estaba pensando en lo largo que había sido el día, y en las ganas de dormir que tenia, cuando siendo una presencia en mi habitación... Intento moverme para destaparme, pero estaba paralizado... En unos segundos las imágenes de lo sucedido aquella tarde del 2003 rondaba mi cabeza, la desesperación, el miedo, la incertidumbre, la impotencia de no poder hacer nada, de ser tan solo una victima aguardando lo peor...

Exactamente la misma escena, no podía girar mis ojos, tenia la vista al frente tiesa y petrificada hacia un punto medio, esta vez, la desesperación era aun mayor, tenia la sabana sobre mi cara, lo cual hacia que tan solo pudiera observar las sobras de los objetos por la luz del sol, no podía saber que había detrás de la sabana, no podía saber que había en mi propia habitación, el miedo se apoderaba de mi corazón y los latidos eran cada vez mas y mas fuertes, hasta que sucedió lo que jamas soñé que me podía suceder...

Algo estaba presionando mis piernas contra la cama... Mis ojos lagrimean de tan solo recordar la sensación de que algo o alguien estaba presionando mis piernas contra la cama, quería gritar y salir corriendo, la imagen era aterradora, no podía mas, quería desaparecer, lo que sea, pero dejar de estar en esa situación...

Le presión era cada vez mas cercana a mis rodillas y la sensación de presencia estaba cada vez mas cerca mio, sentía como si esta presencia estuviera justo a mi lado, viéndome, tan indefenso, tan victima de mi propio miedo, tan alterado en mi afán por escaparme de mi secuestrador...

Cuando parecía que estaba a punto de explotarme el corazón pude largar un leve grito por mi boca y destaparme la cara con la mano... Mis piernas todavía tenían esa sensación de haber sido apretujadas contra mi propio colchón...

Para mi.. Nunca cerré mis ojos... Para las personas con las que charle el tema, no fue solo mas que una mera pesadilla... Pero si de algo estoy seguro, es de que esa fue la ultima vez que volví a dormir la siesta...

Saludos.



Escrito por

Espero que les haya gustado! Mi Twitter: ar_jorge1987